Noticias

12 salmantinos muertos en los campos de concentración nazis

Miércoles, 14 de agosto de 2019

12 salmantinos fallecidos de una lista total de 34 entre fallecidos y liberados

Gusen-Mauthausen

En el complejo de Gusen se utilizaba el trabajo forzado de los presos. Esto, junto a las condiciones de vida extremadamente duras, la alimentación insuficiente y todo tipo de malos tratos, llevó al exterminio de la mayoría de los presos. Además, se practicaron distintas formas de asesinato directo, tanto en el propio recinto de Gusen como mediante selecciones de presos para experimento de medicamentos o bien en vehículos adaptados para el gaseamiento.

Aunque la eliminación de los presos tenía lugar en todo el conjunto de subcampos dependientes de Mauthausen, en Gusen se dio un altísimo porcentaje de los asesinatos del conjunto de ellos. Como ejemplo, de los republicanos españoles llegados a Mauthausen en 1940-1945 dos tercios murieron (un 65%), es decir, casi 5000 de los 7200 españoles.

 8 salmantinos murieron en este campo de concentración, Juan Acedo Alonso (1941), Juan Álvarez Pineda (1943), Amadeo Fernández Mayo (1942), Agustín Fernández Pascual (1942), Macario Flores Martin (1941), Benito Martín del Águila (1941), José Prieto Labrador (1941) y Manuel Sanjuan Guzmán (1941).

Entre 31 y 44 años

 

 

Hartheim

El castillo de Hartheim fue uno de los seis hospitales dónde los nazis llevaron a cabo el exterminio sistemático y medicamente supervisado de los enfermos y discapacitados que no sólo no aportaban nada a la raza aria sino que además suponían un gasto para la nación. Aquí se llevó a cabo la así llamada «operación Eutanasia» u operación T4 por la calle de Berlín dónde estaban ubicadas las oficinas. No fue una eutanasia, fue un auténtico crimen del Estado nazi, que se arroga la responsabilidad de decidir quien a de vivir o morir. Hartheim fue el único centro de exterminio de enfermos que estuvo ubicado en Austria, la cual formaba parte desde 1938 del Gran Reich. 

Los asesinatos se llevaban a cabo mediante la inhalación de monóxido de carbono y posteriormente introducidos en hornos para su cremación. El número de enfermos asesinados es desconocido, pero entre enero de 1940 y diciembre de 1944 fueron 18.269 personas- Entre ellos 436 españoles.

Uno de ellos fue el salmantino, José Manuel Criado Sánchez (1941) de 38 años.

 

 

BUCHENWAL

EL campo de concentración de Buchenwald fue uno de los más grandes campos de concentración en territorio alemán. Estuvo en funcionamiento hasta abril de 1945 en la colina de Ettersberg, cerca de la ciudad de Weimar. En total se estima que estuvieron presas unas 250 000 personas procedentes de todos los países de Europa. El número de víctimas, provocadas por las enfermedades, la mala sanidad, los trabajos forzados, la tortura, experimentos médicos y fusilamientos se estima en unas 56 000, entre ellas 11000 judíos.​

No obstante, como campo de concentración, en Buchenwald no había cámaras de gas, las cuales eran propias de los campos de exterminio.

Antonio Manuel Hernández Martin (1944) 40 años

 

BERGEN-BELSE

El campo de Bergen-Belsen se creó en 1940, al sur de las pequeñas ciudades de Bergen y de Belsen, a unos 17 km (11 millas) al norte de Celle, en Alemania. Hasta 1943, Bergen-Belsen fue exclusivamente un campo de prisioneros de guerra. En un principio, allí se retenía a los prisioneros de guerra franceses y belgas y, después de 1941, a los prisioneros de guerra soviéticos. Muchos de los prisioneros murieron víctimas del hambre o de las enfermedades provocadas por negligencias intencionadas.

Dentro de este campo había divisiones. El «campo de los neutrales» estaba reservado para varios de cientos de judíos que eran ciudadanos de países neutrales; incluidos España, Portugal, Argentina y Turquía.

Bergen-Belsen también sirvió como campo de recogida de prisioneros enfermos y heridos transportados desde otros campos de concentración. Se instalaron en una sección separada, el denominado campo hospital. Cuando el campo hospital se saturó, las prisioneras enfermas (entre ellas Ana Frank) se trasladaron al campo de tiendas de campaña. En la enfermería del campo se utilizaron inyecciones letales para matar a muchos prisioneros que estaban gravemente enfermos.

El hacinamiento, las condiciones sanitarias pobres y la falta de alimento y abrigo adecuados dieron lugar a una epidemia de tifus. En los primeros meses de 1945 murieron decenas de miles de prisioneros, quizás unas 35.000 personas.

El 15 de abril de 1945, las fuerzas británicas liberaron el campo de Bergen-Belsen. En el campo encontraron a 60.000 prisioneros, la mayoría de ellos gravemente enfermos. Miles de cadáveres permanecían sin enterrar dentro de los límites del campo. Más de 10.000 exprisioneros, demasiado enfermos para recuperarse, murieron después de la liberación. Después de evacuar Bergen-Belsen, las fuerzas británicas quemaron todo el campo para evitar la propagación del tifus

José Apolinar Lorenzo Hernández de Sanchon de la Sagrada (1945) el más joven con 24 años de los salmantinos fallecidos en campos de concentración, muere el mismo día que liberan el campo.

 

DACHAU

Localizado a 13 kilómetros al noroeste de Múnich, el Campo de Concentración de Dachau fue construido en 1933 para convertirse en el primer campo de concentración oficial.

Aunque en un principio Dachau fue utilizado para encerrar a los prisioneros políticos, pero pronto comenzó a llenarse de judíos, gitanos, homosexuales y testigos de Jehová.

Allí fueron internados más de 200.000 prisioneros de los que murieron varias decenas de miles, aunque lo más probable es que nunca se llegue a conocer el número exacto.

Sebastián Villoria (1945) 26 años


Compartir en Twitter | Compartir en Facebook
Lugares


Noticias
16 de SEPTIEMBRE de 2019
Noticias
3 de SEPTIEMBRE de 2019
Noticias
28 de AGOSTO de 2019
Noticias
14 de AGOSTO de 2019
El derecho y las víctimas
14 de AGOSTO de 2019
Noticias
14 de ABRIL de 2019
Noticias
8 de ABRIL de 2019
El derecho y las víctimas
15 de MARZO de 2019
Noticias
15 de MARZO de 2019

Descargar Adobe Acrobat Reader